Leasing habitacional ¿Qué es y cómo funciona?

Share on facebook
Share on whatsapp

Si en algún momento pensaste en adquirir un inmueble o arrendar uno, seguramente escuchaste los términos Leasing habitacional o Arrendamiento Financiero, pues te contamos que estos términos hacen referencia a una misma modalidad de financiamiento

Dentro del Leasing inmobiliario, un mecanismo de financiación para la adquisición de bienes inmobiliarios, encontramos el Leasing Habitacional, que se trata de una opción para adquirir vivienda nueva o usada a mediano y largo plazo.

El Leasing Habitacional es una alternativa de financiación para la adquisición de vivienda a través de un contrato de arrendamiento con el pago de una cuota o canon mensual acordado dentro de un plazo de 5 a 20 años.

Este tipo de financiación ofrece la opción de adquirir la vivienda al finalizar el contrato por un porcentaje sobre el valor inicial, tomando las cuotas mensuales ya pagadas como parte de pago de la vivienda.

Características del Leasing Habitacional

  • Opción de compra: Esta modalidad ofrece la posibilidad de compra al término del tiempo establecido en el contrato.
  • Estado de la vivienda: El Leasing Habitacional te da la posibilidad de adquirir vivienda nueva, usada o en planos.
  • Hipoteca: Con el Leasing Habitacional no hay constitución de hipoteca.
  • Financiamiento: Posibilidad de financiar hasta el 80% del valor total de la vivienda.
  • Título de propiedad: El Banco será el titular del inmueble hasta que se ejerza la opción de compra, en ese momento el titular del inmueble será transferido a la persona que realizó la compra. 
  • Anticipos: Si la vivienda es nueva es posible realizar anticipos al proveedor.

¿Cómo funciona el Leasing Habitacional?

Un Leasing Habitacional, en algunas ocasiones también conocido como Arriendo con opción de compra, es una modalidad que no pasa entre dos personas naturales. En esta modalidad de contrato de arrendamiento, el arrendador no puede ser una persona natural, debe ser obligatoriamente una entidad financiera avalada por la Superintendencia Financiera.

La entidad financiera, el Banco, será el que adquiere la vivienda (convirtiéndose en ese momento en el titular de la propiedad) y la arrendará a una persona natural por un periodo de tiempo establecido.  

El arrendatario será responsable de los pagos de la cuota mensual a la entidad financiera, así como el pago de servicios públicos, impuestos y gastos de copropiedad del inmueble.

El principal atractivo de este método de financiación es que los pagos de la cuota mensual que se realicen se irán abonando al capital del costo total del inmueble y en caso de optar por la compra de la vivienda al finalizar el contrato ya contarás con una cantidad abonada.

¿Cómo adquirir un Leasing Habitacional?

El primer paso es identificar las entidades financieras que cuentan con esta modalidad de financiación para adquirir inmuebles, pero debes tener en cuenta que no es igual a un crédito hipotecario.

Pon especial cuidado a las tasas de interés, tasas de participación, porcentaje de financiación y términos del contrato. Asegúrate de comprender claramente todos los aspectos y parámetros que la entidad financiera establece para la solicitud del Leasing Habitacional.

El Leasing Habitacional aplica para viviendas que no pertenezcan a la categoría de Vivienda de interés Social, por eso debes tener en cuenta que esta opción no es válida para todo tipo de viviendas, es algo que también deberás consultarlo con la entidad financiera con la que contactes.

Cuando entiendas todo lo que conlleva este proceso, tus responsabilidades, tus derechos y obligaciones, así como las de la entidad financiera, puedes tomar la decisión de acceder a un Leasing Habitacional para la adquisición de vivienda.

Tal vez te interesa saber: ¿Cómo influye el estrato socioeconómico del barrio al momento de arrendar?

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?